Hígado Encebollado

Hígado Encebollado

Para 4 personas

Hígado encebollado es una dieta muy común en occidente, en especial en la región de europa en donde probablemente se dio origen; ya que el hígado al ser una parte innoble del animal, este órgano, quedaba a merced de los criados o siervos y, dada su difusión por los frailes de las diferentes iglesia, esto debido a que se les encomendaba la tarea de difundir la iglesia, y con ella los frutos que la tierra proveía, fue así que este alimento tiene al igual que otros una difusión, por lo que un trato parecido y único le damos en la comidas criollas o gastronomía peruana.

Hígado Encebollado
Tallarines Verdes
Pure de Yuca
Pollo a la brasa

Reseña del Higado Encebollado

Con la llegada de los españoles a las américas, como ellos lo llaman, se incrementó en este continente una influencia de su cocina, ya que la culinaria de los extremeños (quienes llegaron a invadir a los Aztecas e Incas), tenía una gran influencia de las dominicos o frailes, que llegaron a estas tierras de españa difundiendo la preparación de platos a base de órganos de animales, generando así que todas las parte fueran de consumo humano, dando inicio a los se conoció como gastronomía de las especies que ayudaron mucho.

Con respecto a las especias de oriente que llegaban por la ruta de la seda, fue el inicio para las expediciones tuvieran un apogeo y, con ello la difusión de su cultura; ya con la llegada a américa, la simbiosis cultural fue mayor, esto debido a que el sometimiento de los pobladores de los andes fue constantes, y en ello los ciervos de las iglesias; como lo curas quienes tenían que evangelizar a la población de la mano con la expansión del conocimiento gastronómico.

Que tiempo después ocupó un lugar privilegiado, ya que de esos inicios platos como los anticucho, el rachi y el mondonguito; fueron los que formaron parte de este rezago cultural, ya que la relación de américa y españa habían quedado desvinculados; dando comienzo a los platos criollos, que tienen los guisos como base así como las especias y los tubérculos, si bien este plato es un remanente de esa historia pasada, comparte al igual que las demás un origen muy particular.

¡Bien! Es hora de preparar este delicioso plato, que no solo tiene sabor sino también tradición 🙂 🙂 🙂

Ingredientes

  • Hígado de res solo cuatro filetes
  • Cebolla dos cabezas cortadas en juliana
  • Tomates solo dos cortadas de largo
  • Ajíes amarillos cortadas en tiras
  • Papas solo cuatro sancochadas y peladas
  • Ajo molido una cucharada
  • Ají panca una cucharada
  • Orégano seco una cucharada
  • Vinagre tinto tres cucharadas
  • Salsa de soya (sillao) una cucharada
  • Pimienta una cucharadita
  • Comino una cucharadita
  • Aceite vegetal tres cucharadas
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Comenzamos mezclando en un bol el ají panca, el vinagre tinto, la salsa de soya, el ajo, el orégano, la pimienta, el comino y la sal; comenzamos a mezclar todo hasta obtener una combinación de todo; ahora agregamos el hígado bien lavado, este paso lo marinamos todo los lados y refrigeramos durante una hora aproximadamente. Por otro lado, lavamos las papas y las ponemos a sancochar, asegurate de que la se encuentre suave pinchando después de media hora; una vez listo pelamos y cortamos, reservamos.
  2. Pasado el tiempo de marinado, cojemos una sarten y vertemos el aceite, dejamos que se caliente, para después agregar el hígado; freímos por ambos lados todos; y reservamos, para en lo seguido agregar la cebolla junto con el ají amarillo, salteamos y pasado unos cinco minutos colocamos el tomate y volvemos a saltear. Esperamos unos diez minutos para después incorporamos los hígados y con ello un vaso, que rectifica el sabor y para finalizar sal al gusto. Una vez listo ya puedes compartirlo con familiares y amigos. ¡Buen provecho!

Recomendaciones

Una de las formas de preparar este platillos es con salsa de ostiones, ya que al ser preparado los ingredientes resultan ser los mismos que un lomo saltado, por lo que usar sus ingredientes es una mejor opción.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *