Rocoto Relleno

Rocoto relleno

Para cuatro personas

Rocoto relleno, uno de los platos arequipeños más conocidos dentro del sur peruano, al igual que el pastel de papa que son parte de la mezcla de culturas, y tiene un origen muy particular, ya que tiene como parte de su misterio el origen un narrativo, donde un Manuel Mesías un padre de familia, hace un acuerdo con el diablo y así recuperar el alma de su pequeña hija, quien se encuentra en el infierno, por lo que elabora un rocoto dentro del banquete que había preparado, siendo el rocoto del gusto y dulzor del señor del mal, dejando así libre a la pequeña. Esta historia dio origen al famosa comida.

Hígado Encebollado
Tallarines Verdes
Pure de Yuca
Pollo a la brasa

Reseña del Rocoto Relleno

Para comenzar, comer un buen alimento como el que hacen las posadas o restaurantes de la ciudad de la primavera (Arequipa), es un placer y un grato momento que uno puede pasar, porque cuando uno pide el mejor de casa, le traen un rocoto que dentro encuentra la delicia de la carne, salsa con los guisos caseros y a veces secretos, que con mucho recelo guardan.

Un consejo, cuando visite este lugar, hágalo en las plazas y lugares donde pueda encontrar aperitivos, y quedará satisfecho con encontrar sabores, que el mismo manuel (el de la narración) diseño, para salvar a un alma; que con el sabor a medio comer quedó satisfecho, no solo eso, sino que lo que acompañe al plato queda siempre perfecto.

Un punto más que agregar es que, los rocotos que muchas veces podemos encontrar picosos, esteno le dará problema ya que lo que no pica no arde, como dicen en la ciudad de las primaveras, por eso mientras que aprenda a cómo prepararlo, estará satisfecho, en ahorrarse el viaje y disfrutar de un manjar que solo puede esperar, por el viaje.

Tanta narración, que el apetito a uno le llega, vamos a prepararlo entonces 🙂 🙂 🙂

Ingredientes

  • Rocoto solo ocho los más grandes que encuentre
  • Un cuarto de taza de aceite vegetal
  • Dos dientes de ajo chancado
  • Ají panca una cucharada
  • Ají amarillo una cucharada
  • Una cucharada de tomate licuado sin pepas ni piel
  • Quinientos gramos de lomo cortadas en finas tiras
  • Laurel solo dos hojas
  • Medio kilo de cebolla bien picada
  • Mani solo dos cucharadas tostadas y molidas
  • Orégano molido o seco media cucharada
  • Aceitunas solo ocho y sin pepas
  • Dos huevos duros que picaremos
  • Perejil una cucharada
  • Pasas negras solo dos cucharadas
  • Queso fresco ocho tajadas
  • Tres cucharadas de vinagre blanco
  • Tres huevos
  • Una lata de leche de donde utilizaremos solo la mitad
  • Pimienta una cucharadita
  • Sal al buen gusto

Guarnición Tradicional

  • Cuatro papas amarrillas sancochadas
  • Una clara de huevo
  • Cuatro tajadas de queso
  • Sal al gusto
  • Leche

Preparación

  1. Comenzamos calentando agua hasta la mitad en una olla, esto nos servirá para blanquear los rocotos, osea darle un sabor suave (no muy picante), por lo que agarramos los rocotos y los cortamos cada uno, luego removemos con una cuchara las pepas, dejando un vacío que después llenaremos, una vez listo los ponemos a hervir y agregamos sal y el vinagre, dejamos hasta que rompa en hervor, luego retiramos y reservamos.
  2. Ahora comenzamos a picar la carne al cuchillo en finas tiras, para después saltearla en una sarten con un poco de aceite, hasta que la carne se encuentre cocida por todos sus lados, por unos diez a quince minutos. Y reservamos en un bol. En la misma sarten comenzamos a hacer el aderezo, para eso, colocamos la cebolla cortadas en cubos, el ajo machacado, un poco de sal dejamos que dore bien, e inmediatamente agregamos el ají amarillo, ají panca, tomate, dejamos que avance el aderezo, una vez listo devolvemos la carne. Mezclamos bien y colocamos el maní tostado, sal mezclamos y por último las pasas, combinamos todo.
  3. Enseguida apagamos el fuego, y comenzamos a rellenar los rocotos curados, cada uno. Ahora hacemos la crema que irá encima, para ello rompemos un huevo en un bol, agregamos un buen chorro de leche, sal batimos fuerte y bañamos la mezcla en todo los rellenos, y encima colocamos queso fresco, junto con la papa que es tradicional.
  4. Y para ello, necesitamos la papa amarilla que untaremos de leche, colocamos el queso fresco y en un bol mezclamos una clara de huevo, una pisca de sal y anís, batimos y vertemos la mezcla encima y listo. Y todo al horno por media hora en 270° C. Todo perfecto, ahora solo resta compartirlo en familia o comensales, buen provecho 🙂 🙂 🙂

Recomendaciones

Para conseguir una buen rocoto, para después rellenarlo, solo necesitamos retirar el centro del relleno, que son las pepas y las venas, con mucho cuidado, porque si te llega a salpicar al ojo, dios, el dolor fuerte, pero nada que mucha agua no pueda solucionar.

Segundo, es importante que la carne salteada, no se llegue a secar, esto por qué, pues cuando pierda mucho líquido, no te saldrá jugoso, por eso solo saltear unos diez minutos como mínimo y quince como máximo, recuerda que lo jugoso es más sustancioso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *