Seco de Pavita

Seco de pavita

Seco de pavita para ocho personas

El seco de pavita, viene a ser un plato que no debe faltar en la dieta de la casa, porque aparte de ser un alimento bajo en grasa, también aporta muchos nutrientes a uno; con decir que el alto valor en proteínas, se debe a la alimentación y la naturaleza de su evolución, ya que al ser probado, su carne claro esta, en fiestas de fin de año o navidad esto nos puede ayudar a entender que el pavo es un aliado bajo en colesterol. En comparación con el seco de pollo, que es contrario al pavo.

Rocoto relleno
Ceviche Mixto
Juane
Tallarín con Pollo

Reseña del Seco de Pavita

El pavo al igual que el pollo, fue domesticada después de la conquista, ya que el uso real de su carne no llego hasta la llegado de los Anglosajones y los Galos, ya que al ser un ave oriundo del norte Mexicano, y al tener un competidor en la mesa, como el pollo y la res, este ave de agriotipo guajalote, es por lo que su consumo debido solo en momentos de fiestas, para así ser su consumo muy limitado.

El plato de pavo, en la actualidad ha tenido una variedad de formas en su preparación, esto se debe a los pocos ingredientes a los que pueden sometidos, sin alterar su sabor natural, claro esta que el pavo tiene un sabor peculiar o suavemente degustado, así mismo los platos donde más se suele usar son al horno, guisado, en salsas, hecha albóndigas y rollitos.

Ingredientes

  • Un kilo y medio de pavitas  
  • Chicha de jora una taza (opcional)
  • Ocho papas cocidas y peladas
  • Cebolla picada solo uno 
  • Dos dientes de ajo picado
  • Aceite de oliva solo dos cucharadas
  • Culandro o cilandro licuado media taza
  • Ají amarillo o páprika solo dos cucharadas
  • Azúcar media cucharadita (opcional)
  • Zapallo lonche solo la mitad y rallado
  • Una taza de caldo de pavita
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Comenzamos marinando los trozos de la pavita en una olla, donde colocaremos dentro y agregamos sal, pimienta y por último la chicha de jora y siempre moviendo para que el sabor se impregne en todo el pavo, esto lo hacemos horas antes de freírlo, le recomendamos dos horas antes, para tener un buen macerado que reservaremos en la refrigeradora.
  2. Una vez pasado el tiempo estimado, retiramos y en otra olla, que pondremos a calentar y una vez caliente, la ponemos a freír con el aceite de oliva, y comenzamos a mover los lados que se encuentren dorados, para así no dejar que el pavito se queme y dejar el sabor, que se impregnara en la olla.
  3. Una vez dorada los trozos de pavita, reservamos y con el sabor impregnado en la olla comenzamos a freír la cebolla, hasta que se encuentren doradas para después agregar el ajo, la pimienta, después el ají amarillo y dejamos que se doren por unos minutos. Para paso siguiente agregar el caldo, el cilandro, azúcar (solo media cucharadita, para darle el toque dulce) y el zapallo rallado, dejamos que rompa en hervor.
  4. Una vez haya roto en hervor agregamos la sal y probamos el sabor, luego agregamos la pavita que habíamos reservado y, dejamos que todos los sabores se combinen en las hondas del caldo integrado con las especias, durante unos veinte minutos. Una vez listo, ya puedes servir a los comensales, acompañado con la papa cortadas en rodajas y un poco de arroz, buen provecho 😉 😉 😉

Recomendación

Se recomienda que el pavo sea preparado con pocas especias, ya que su sabor al no ser como las demás carne, es por lo que se llega a perder en los guisos o salsa, donde el pavo es sometido durante la mezcla, también es recomendables usar media cucharadita de pimienta.

Comenten

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *