Patatas al Horno a la Pimienta y Oliva

Para seis personas

Las patatas al horno a la pimienta y olivar, o mejor conocido como papas al horno salpimentada con aceite de oliva, mas aún resulta ser uno de los mejores platos que como guarnición ayudan mucho al acompañamiento de muchos platos, así como su valor nutricional, ya que al ser almidón y tener mucha consistencia, puesto que es aderezado con la pimienta y el aceite de oliva, además de ser llevada al horno hacen de este plato único, por cuanto es muy delicioso a la hora de llevarlo a la mesa y compartirlo con la familia.

Estofado de pavita
Estofado de pollo
Asado de pollo a la olla
Pechuga de pollo con champiñones

Ingredientes

  • Cinco patatas grandes
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Una cucharada de pimienta negra molida
  • Dos ramas de perejil como decoración
  • Sal al paladar

Preparación

  1. Comenzaremos a preparar esta deliciosa guarnición, que pueden acompañar a diferentes platos al horno, así como fritos sin antes mencionar que la papas peruanas son una opción, pero las papa regulares son las que usaremos para preparar este platillo.
  2. Empezaremos a limpiar las papas de todo residuo de tierra, para de esa manera obtener un cuidado a la hora de digerirlas, además se puede recomendar que se laven con unas esponjas, para así quitar con cuidado y de forma rápida los residuos.
    Cuando ya tengamos limpias todas las papas, procederemos a cortarlas por la mitad.
  3. Una vez cortadas todas las papas por la mitad, comenzaremos a condimentarlos con pimienta de tal forma que todas se encuentren pimentadas, una forma de incrementar el sabor es usar otras especies, claro eso sí, a su gusto como sería el romero o el ajo molido. 

Ahora prepararemos el horno, para agregar las patatas

  1. Ahora los colocaremos en una bandeja, que sea adecuada para el horno y donde encajan todas las patatas, y le agregaremos a cada trozo una cucharada de aceite de oliva como un ingrediente esencial, que ayudará mucho a darle aroma y sabor a las patatas. 
  2. Bien ahora seguimos con el horno, que prenderemos y dejamos que se caliente por uno diez minutos, para luego colocar la bandeja de patatas, lo dejaremos con un calor de 200 °C, que dejaremos durante unos 30 minutos, eso sí, dependiendo de cada horno que tengamos. 
  3. Ya transcurrido el tiempo de media hora, pasaremos a fijarnos pinchar las patatas, para de esa manera comprobar si se encuentran adecuadas para retirarlas, ya que muchas veces la cocción resulta darse mucho por fuera, que por dentro, y si sentimos su blandura retiraremos, ya que de lo contrario dejaremos durante unos minutos más.
  4. Para finalizar, puedes agregarles perejil bien picado, claro una vez que lo hayas retirado, y buen provecho ya puedes acompañar con los platos que desees, así que no te olvides comentar como te salieron estas patatas. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *