Tarta de Queso

Tarta de queso

Para ocho porciones

La tarta de queso es uno de los postres que puede prepararse rápidamente, ya que sus ingredientes que son derivados de la leche, junto con la galleta y la mermelada, hacen que el sabor natural, dulce y cautivador sea mantenga; por otro lado al preparar un postre muy fácil, porque de eso se trata está tarta, puesto que dentro de los postres que se pueden preparar con mayor facilidad resultan ser está, que al mismo tiempo el queso, la nata, la mantequilla y la cuajada la puedes conseguir de forma natural, que es lo recomendable a la hora de cocinar un alimento totalmente saludable.

Estofado de pavita
Estofado de pollo
Asado de pollo a la olla
Pechuga de pollo con champiñones

Reseña

Una de los puntos fuertes que tiene la tarta, es el derivado de un pastel de queso, que se remonta a los siglos ibéricos cuando el experimentar nuevos sabores, traía consigo combinar alimentos nuevos; donde los dulces que tenían a la mano eran, como parte de lo que más se consumía, como la mantequilla, la nata y el queso, que al ser parte de la leche, tiene un gran valor en su consumo.

¡Bien! Es hora de endulzar este día con un rico postre, pues ¡vamos! 🙂 🙂

INGREDIENTES

  • Docientos gramos de galletas tipo maría que equivale a un paquete.
  • Quinientos miligramos de nata líquida.
  • Trecientos gramos de queso cremoso.
  • Ochenta gramos de mantequilla.
  • Una taza de leche
  • Ciento veinte gramos de azúcar
  • Un sobre de cuajada
  • Mermelada de fresa o de sobre

PREPARACIÓN

  1. Comenzaremos preparando la base de la tarta de queso, que es muy sencillo. Lo que tenemos que hacer es triturar las galletas con la maquina, hasta que lo podamos ver hecha polvo. En caso de no tener una maquina, puedes hacer uso de un mortero, eso si, tendrías que colocarlo dentro de una bolsa y machacarlo bien hasta conseguirlo. 
  2. En este paso puedes usar el microondas o una sarten, porque lo que haremos, es derretir la mantequilla al punto de dejarla completamente liquida
  3. Ahora combinaremos ambas, la mantequilla y la galletas trituradas en un recipiente hondo. Removemos ambos ingredientes hasta que consigamos una textura espesa. Recuerda que tiene que estar bien impregnada la mantequilla.
  4. En un molde de quequera mediano, colocamos a los lados papel vegetal, para después agregar la masa, que obtuvimos al combinar la galleta con la mantequilla, y lo emparejamos bien a los lados para que quede bien plano, ya que encima seguirá otra capa, luego, el trabajo lo guardamos en la nevera.  

Segunda preparación

  1. Para seguir en este paso cojeremos un caso o olla pequeña, donde agregaremos a fuego vivo la leche, el queso cremoso, la nata líquida y la cuajada. Movemos todo sin detenernos hasta desaparecer los grumos
  2. Cuando se encuentre completamente liquida echamos o añadimos el azúcar, y movemos durante unos dos minutos aproximadamente. 
  3. Una vez este hecho, vertimos toda la preparación encima de la galletas, con cuidado de no maltratar la base, y lo ponemos en la refrigeradora durante unas cuatro horas aproximadamente, siempre observando.
  4. Cuando ya notemos que se encuentra bien cuajada, podemos retirarlo de la refri y comenzar a colocar encima la mermelada de fresa, para así servilo de forma tradicional. 
  5. Una vez hecho todo, puedes comenzar a desamoldar y servir a los más pequeño, ahora no te olvides comentar que tal te fue en la preparación, ¡buen provecho! 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *